Magnífica.
Aunque acarrea problemas del anime y recurre a algunos sentimentalismos, es una obra redonda, con una propuesta interesante y algo relevante que decir.

Muy bella, muy bien realizada, con dotes cinematográficos y con mucho corazón.

Anuncios