Una comedia negra muy buena, que se vuelve oscura y maligna cuando debe. Presenta contrastes muy visibles entre la percepción del protagonista y una más amplia y realista. Incluye partes muy cómicas desde el punto de vista de Reynolds con su visión endulzada, hasta lo inquietante del mundo exterior a el.

Un gran film para aquellos que gustan de humor negro.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios