Una sarta de gilipolleces, insulsa, boba e inverosímil, que bien enfocada podría haber sido una gran comedia al estilo de las clásicas de Mel Brooks o de las protagonizadas por Leslie Nielsen, sin embargo opta por un humor más mediano y no le queda.

Ambientaron la historia en un universo que no esta logra estar lo suficientemente distante del que vivimos para creer en las situaciones insólitas que aparecen, pero si plantean muchas de estas situaciones insulsas que sacan completamente de coherencia su propio argumento.

Es una película con comedia de fórmula para las masas con personajes identificables, un noble objetivo que va a ser difícil de lograr, una historia de amor (que no encaja), chistes y escenas absurdas con la única finalidad de hacer reír. Puede ser comica para algunos, pero con bajas espectativas y sin poner mucha atención.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios