Tengo que empezar esta reseña recordando a “How I Met Your Mother”. Muchos de los que vimos la serie, por no decir todos, sabemos del giro de trama que le dió Barney a la película “Karate kid”. Desconozco si los creadores de “Cobra Kai” se habrán basado en aquella, o viceversa, pero de que están relacionadas, lo están.

Cobra Kai sigue la historia de Johnny Lawrence treinta y cuatro años después del torneo donde perdió con Daniel LaRuso, vemos como sus vidas cambiaron desde aquel punto.

Daniel ahora es un empresario exitoso, arrogante, pretencioso y pedante con una familia estable, pero unos hijos malcriados.

Por el otro lado esta Jhonny por su parte es un alcoholico, mediocre, se aísla del mundo excepto para trabajar y se aleja de cualquier nexo posible con él mundo real y sobre todo de su viejo nemesis Daniel LaRuso.

Las cosas cambian cuando Johnny pierde su trabajo y al defender su auto salva a Miguel de un grupo de abusivos consecuentemente. Y aunque le confiesa a Miguel repetidamente que no lo defendió por ayudarlo, este le suplica que lo entrene y le guíe en él karate. Jhonny acepta, pero a su manera y con su filosofía, la filosofía Cobra Kai.

Tengo que felicitar airadamente a los guionistas, que nos entregan un producto atractivo, con emoción, drama, enseñanzas y además un amor y una comprensión del material original, de su historia y personajes que conocemos y queremos desde antes.

Tanto Daniel como Jhonny tienen su propia filosofía, su propia manera vivir, de recordar, de afrontar a sus adversarios y sus adversidades, así como también de enseñar a sus alumnos.

Es interesante conocer a profundidad el trasfondo de los personajes y que los llevo hasta donde están, pero además observar como sus acciones los llevan a su evolución, el como cada sensei impacta en la vida y el carácter de sus estudiantes.

Otro aspecto que me emociona demasiado es las escenas en las cuales existe tensión entre Jhonny y Daniel, en éstas parece que los protagonistas tienen el potencial de convertir en un caos cualquiera que sea el escenario de una pelea.

La serie no es perfecta, algunos personajes no encajan muy bien, unas secuencias se pudieron realizar mejor, utiliza clichés y un odioso comedy relief que, puede ser cuestión de gustos, pero no me agradó nada y no influye en nada sobre la historia.

En conclusión “Cobra Kai” es una muy buena producción, con amor y con espíritu, con coherencia y una buena historia que nos deja enseñanzas y nos invita a pensar y a comprender que cada persona tiene su versión de los hechos, y que a veces son las circunstancias las que te llevan a ser el bueno, o el malo de la historia.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios