Las películas de Studio Ghibli son muy alabadas, por mi parte solo he visto el viaje de Chihiro y… vaya aventura.

La familia de nuestra protagonista se muda de casa y en el camino hacia su nueva residencia se pierden, pero por el camino deciden parar en lo que parecen ser restaurantes, aunque no halla ni una sola persona a la vista y acaben de pasar múltiples símbolos religiosos.

Al tiempo que sus padres devoran todo lo que pueden Chihiro investiga y se da cuenta que es un lugar repleto de espíritus y peligroso para ella y sus padres, pero antes de poder huir se ve envuelta en una odisea indeseable, en la cual debe rescatar a su familia y volver al mundo humano.

Una aventura que la hará esforzarse, trabajar duro y crear conexiónes emocionales en su ardua lucha por sobrevivir.

Bien escrita, bien dirigida y bien presentada, esta obra nos narra una aventura extraordinaria en un mundo maravilloso al mismo tiempo que aterrador y cruel.

Chihiro es el eje central de la historia de un mundo que puede fácilmente vivir sin ella, pero que es más que nada una etapa dura en su vida que la cambia para siempre. Esa niña repelosa, mimada y temerosa debe evolucionar en pro de sus intereses.

Al estilo de Alicia en el país de las maravillas el viaje de Chihiro nos hace reflexionar sobre la identidad y el valor que conlleva, además promueve el respeto a la espiritualidad y la fe, más allá de la religión que sea, ahonda también en el capitalismo, la forma de tratar a los trabajadores y la forma de tratar al cliente, sobre la avaricia, la hipocresía y algunos temas mas.

En conclusión el viaje de Chihiro es una película fantástica, crítica y muy bien animada, con muy buen ritmo, una música emotiva y un mensaje contundente.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios