Una serie fresca, entretenida y juvenil, que a pesar de sus tropos muy comunes en la televisión y su temática algo peculiar logra su cometido de ser un espectáculo ligero y mantener la atención capítulo a capítulo con subtramas y dramas individuales que de alguna u otra manera influyen en la trama principal.

Lo que define y distingue a esta serie de las demás es en convertir a los zombies de alguna forma en algo cómico y humano, que se adapta a su entorno y pasa desequilibrios debido a su alimentación, algo peculiar que cambia la personalidad y logra transmitir recuerdos al que consume cerebros.

De esta manera resulta gracioso y podría ser hasta catarquico ver a la protagonista resolviendo asesinatos de una manera un poco truculenta pero poniéndose en los zapatos de cada víctima.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios