Presentada de una manera organica y natural, completamente identificable para los mexicanos, esta película trata distintos temas a lo largo del metraje, sin embargo el tema mas persistente es las segundas oportunidades y el saber aprovecharlas.

Una película mexicana con un espíritu y alma única, utilizando una estetica local, sin tener que caricaturizar ni escenas ni personajes, y sin caer en clichés, como la mayoria del cine mexicano actual.

Una última y nos vamos no será una película que redifinirá al cine, y puede ser que tampoco sea perfecta, pero es una historia emotiva y muy bien ejecutada sin llegar a ser melosa.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios