Es 2017 la historia de la araña ha sido contada ya en múltiples ocasiones. Muchas empresas se han echo de sus derechos, tal vez demasiadas. Existierón tratos y contratos que involucraban a nuestro amigable vecino arácnido. Ya todos saben eso; ahora Marvel puede usar a su propio personaje. ¿Como les fue?

Peter Parker es un estudiante sobresaliente, un chico educado e ingenioso que recientemente fue contactado por Tony Stark (AKA Iron-Man) para una misión importante pero secreta. Esto debido a sus poderes aracnidos.

Peter se siente importante, acaba de estar con sus mas grandes héroes, tiene súper poderes, es un adolescente y quiere comerse al mundo. (O salvarlo en este caso)

Sin embargo Tony se siente responsable por el muchacho, no quiere que cometa los errores que el y sus compañeros han hecho, (porque vaya que la han cagado), y quiere llevarlo paso a paso.

A Parker esto le parece tedioso, descuida su “vida social”, sus estudios y encuentra un nemesis con quien enfrentarse.

Y muy a pesar de que le siguen diciendo que no se involucre, que alguien mas lo va a resolver, Parker es un adolescente rebelde y se va a agarrar a trancazos con este villano tratando de ayudar a los Vengadores.

Homecoming nos trae una propuesta nueva, una historia original que no por eso deja de recordar y homenajear a su material de base.

Este es el Spider-man mas parecido al original, tiene las mismas aspiraciones, la misma inexperiencia, la misma buena voluntad, y es tan atravancado como el creado por Stan Lee.

Debido a su ingenuidad humana puede resultar algo tedioso de ver, pero los momentos comicos y la empatía con el personaje de Holland levantan la película.

La película no impacta a un nivel emocional como pudieron hacer otras cintas del aracnido en el pasado. Peter en esta versión todavía no tiene grandes problemas como los que tuvo Tobey que rayaban en la tragedia, ni los conflictos personales que tuvo Andrew con sus allegados. Su conflicto es con la inexperiencia, su adolescencia como superhéroe y también como persona, no una particularmente complicada ni sufrida pero, crucial para conseguir la madurez.

Tal vez los momentos más importantes se den más adelante, pero la película busca ser más la presentación de Spidey y mostrarnos que un superhéroe no nace sabiendo como hacer las cosas sino que aprende en base al apoyo y errores cometidos.

La película es entretenida, pero nada del otro mundo. Spider-Man es elocuente pero le falta consolidarse. El villano es interesante pero repetitivo.

Como casi siempre Marvel se ha encargado de que su película cumpla con un estándar de calidad y entretenimiento. Lo cual hace que Homecoming sea una buena opción para entretenerte.

¡Soy CALRACL hasta la próxima!

Anuncios